No hay mejor regalo que dar a los hijos que una buena educación

¡Musulmanes! Tened takwa de Allah, ciertamente es el mejor sustento. Y sabed que la responsabilidad y confidencia más grande que Allah nos ha confiado es educar a los niños. Los hijos son un favor de Allah, educarlos bien es la forma de agradecerlo. Así que agradecer un favor hace que lo tengas para siempre, sin embargo negarlo causa su perdida. En el hadiz del profeta la paz sea con él: “no hay mejor regalo que dar a los hijos que un buena educación”. Entre los errores en los que caen muchos padres es preocuparse solo por lo material como la comida, la vestimenta y el ocio, y se olvidan de lo más importante y más grande que es la educación, la enseñanza, y el acompañamiento en el camino del éxito, el camino de la salvación y la gran victoria. Nuestro profeta la paz sea con él nos relató que cada niño nace en estado de Fitra pura y sana que hemos de mantener su pureza y su integridad. Así que es la buena educación que damos a nuestros hijos que la mantiene pura y salva de defectos y imperfecciones, sin embargo si les damos una mala educación, les engañamos y les enseñamos todo lo contrario que hay en nuestros corazones, este estado se contamina, se distorsiona, se desvía y se pierde. Dijo el profeta la paz sea con él: “Todo niño nace en estado de fitrah, pero sus padres lo hacen judío, cristiano o pagano. Es como la forma en que un animal da a luz una descendencia normal. ¿Has visto que cualquier animal nazca mutilado antes de que tú lo mutiles?” En este hadiz, nos cuenta la paz sea con él que cada niño varón sea o hembra nace en estado de islam, o en otras palabras, con una hoja blanca, para escribir en ella lo que uno quiere, la tinta y cálamo están en las manos de los padre, si escriben el bien a largo plazo lo cosechan, y enhorabuena para ellos. Pero si escriben el mal, lo obtendrán a cambio, y que no reprochen a nadie excepto a ellos mismos. La tinta que usan para escribir en esta hoja blanca es la ética sea dicha, hecha o aprobada. Cualquier cosa que hacen o dicen enfrente de sus hijos, o que ellos lo hayan hecho en su presencia y que se quedaron callados o les corrigieron, han de ser consientes de que están escribiendo en dicha hoja, así pues no digan sino lo que complace a Allah y no hagan sino lo que les alegra que vean en  sus hijos hacerlo. Los niños se influyen y confían en lo que hacen los padres más que en lo que dicen, así que han de actuar más que hablar y no decir lo que no van a cumplir o hacer. Dijo Allah alabado sea: ¡Vosotros que creéis! ¡¿Por qué decís lo que no hacéis?!

*************

¡Musulmanes! Estamos en las vacaciones de verano, no hay que gastarlas enteras en jugar, nadar y divertirse. Los niños tienen derecho a jugar, nadar, viajar…etc, pero no se ha de abandonar el libro y el lápiz. Hay que organizar el tiempo y los viajes. El tiempo es como una espada, si no la cortas te corta. Si las escuelas cierran durante estas vacaciones esto no significa que dejáramos el conocimiento, la lectura y el escribir esperando a que abran de nuevo. Hay que animar a los niños y dirigirlos a lo que no reciben en la escuela: aprender el Corán, los buenos modales, la educación, el pudor y el respecto, y sobre todo que estamos ahora en verano, una estación en la que el pudor y la vergüenza desvanecen, se exhiben los cuerpos debido al calor. Estamos en una época en la que la gente corre a desnudarse y compite en comprar  ropa transparente o que marca el cuerpo. Y la gente que lo hace se cree que hace bien y que es más moderna y miran a los que se cubren como trastornados, ignorantes y cerrados. No hay más estúpido en la faz de la tierra que uno que se alegra por exhibir su cuerpo. ¿Acaso no sabéis que el primer castigo que cayó a Adam fue manifestar sus partes privadas?, dice Allah alabado sea: Y una vez hubieron probado del árbol, se les hicieron manifiestas sus vergüenzas y comenzaron a cubrirlas con hojas del Jardín”.  Eso ocurrió por comer una sola vez algo ilícito. ¿Cómo sería entonces el castigo de la gente que no tiene otro sustento que lo ilícito, sea comida bebida o incluso vivienda? ¿Acaso ignoráis que nuestro profeta la paz sea con él dijo: “Que Allah maldiga a quien mira a las partes privadas y a quien le gusta enseñarlas”? Y Dijo también: Vosotros seguiréis los pasos de aquellos que os precedieron tan de cerca que, si por ejemplo, ellos metieran sus cabezas en una madriguera de lagarto, vosotros haríais lo mismo”. Los Compañeros le preguntaron si con “aquellos que os precedieron” se refería a los judíos y los cristianos, y él contestó: “¿A quién más podría ser?”

O Allah te pedimos que cubras nuestra privacidad y que protejas a nuestros hijos, nuestras mujeres, nuestras hijas y nos resguardes de la incredulidad, los incrédulos y de la educación de los perversos y los extraviados. Amin