Mezquita mayor de Granada durante el estado de alerta por coronavirus