La hermandad en el islam

La hermandad en el islam

Alhamdulillah Que creó al hombre de un solo alma.

Creyentes, sabed que la revelación resumió la creencia como hermandad en Allah cuando dijo: “Los creyentes son, en realidad, hermanos; reconciliad pues a vuestros hermanos y temed a Allah para que se os pueda dar misericordia”. No hay fe para los que no tienen hermanos.

Allah creó entre los musulmanes una hermandad más fuerte que la hermandad de linaje o de sangre e incitó a fortalecer su estructura y advirtió contra cualquier acto que la pueda dañar, porque al tener hermanos en el Din, se consigue una ayuda mutua para mantenerse recto y hacer el bien. A través de la hermandad se logran todas las metas, se une la palabra de los creyentes y crece el amor entre las personas. Dice Allah, exaltado Sea: “Recordad el favor que Allah ha tenido con vosotros cuando, habiendo sido enemigos, ha unido vuestros corazones y por Su gracia os habéis convertido en hermanos”.

Siervos de Allah, el hombre es débil por sí mismo y fuerte por sus hermanos. Allah, todopoderoso, dice: “El hombre fue creado débil”. Cualquier hombre necesita un hermano en el Din y en el Dunia, es como una mano, que sola no puede aplaudir. Dijo un sabio: “La carga repartida entre la gente se vuelve ligera”. Nuestro Profeta ﷺ advirtió contra los actos que pueden agitar las bases de la hermandad y prohibió aquello que perjudica la amistad entre dos personas. Dijo, paz y bendiciones sean sobre él: “Un musulmán es hermano de otro musulmán, por lo que no debe oprimirlo ni entregarlo a un opresor”, y dijo también: “Es muy malo que un hombre desprecie a su hermano musulmán. Todo musulmán es sagrado para otro musulmán, como lo son su sangre, sus bienes y su honor”.

En el hadiz dice: “el creyente es el espejo de su hermano”, es decir, sus defectos los refleja su hermano, como si estuviera frente a un espejo transparente y limpio, ya que, frente a un espejo sucio uno apenas puede ver la forma de su rostro, así como el hermano que no te advierte de tus faltas y te aconseja, cuyas intenciones son impuras. Si su intención fuera buena (o transparente) te advertiría de cada defecto que ve en ti, te aconsejaría, te guiaría, cubriría tus defectos, olvidaría lo que vio en ti y lo enterraría como cuando dejas de mirar en el espejo, todo desaparece. Asimismo, es el caso del creyente, que en tu ausencia guarda tus secretos y no desvela tus defectos.

Narró An-Numan bin Bashir, que Allah esté complacido con él, que el Profetra ﷺ dijo: “El ejemplo de los creyentes en su amor mutuo, misericordia y colaboración es como el cuerpo humano: si se duele de un órgano, se resiente el resto del cuerpo por la fiebre y el insomnio”. Esta es una elocuente analogía profética. Él ﷺ comparó a los creyentes con un solo cuerpo. Si no sientes el dolor de tu hermano, entonces debes saber que eres un miembro amputado del cuerpo de la fe. Dijo el Profeta ﷺ: “En verdad, los creyentes son como una estructura, cada parte refuerza a la otra.”, y al decirlo, el Profeta ﷺ entrelazó dos de sus dedos,es decir, que compartas con tus hermanos sus alegrías y sus tristezas, que les apoyes si son injustos u oprimidos. Se ha transmitido en un hadiz que el Profeta ﷺ dijo: “Ayuda a tu hermano ya sea opresor y/u oprimido”; un hombre replicó: “Mensajero de Allah, sé que debo ayudar al oprimido, pero, ¿cómo puedo yo auxiliar al opresor?”, respondió: “Aconsejándolo y previniéndolo para que no oprima a los demás, así es como lo ayudarás”.

Es propio de la hermandad que trates a las personas como te gustaría que te trataran a ti y que las trates con amabilidad tanto en secreto como en público. “Quien quiera ser salvado del Fuego e introducido al Paraíso que crea en Allah y en el Día del Juicio con convicción hasta su muerte, y que trate a la gente del mismo modo que le gustaría ser tratado”. Hadiz Narrado por Muslim.

Entre las causas de colapso y decadencia en la Ummah, está el sentir un profundo odio por los demás, burlarse de ellos, hablar mal a sus espaldas y despreciarlos en su presencia y ausencia. ¿Acaso no sabemos que Allah prohibió estos actos? Dijo, Alabado sea: “¡Vosotros que creéis! Que no se burlen unos hombres de otros porque pudiera ser que estos fueran mejores que ellos. Ni unas mujeres de otras, porque pudiera ser que estas fueran mejores que ellas”.

*****************************

Sabed que, a través de los hermanos, nos ha llegado la gran bendición que es el Islam y por medio de la cual el Mensajero de Allah ﷺ difundió su mensaje y su Sunnah, que los hermanos son los cimientos de esta religión y sobre sus pilares ha anclado el barco del Islam. El primer acto que hizo el Profeta ﷺ después de la emigración fue establecer el pacto de hermandad entre los inmigrantes y los Ansar, y Allah concedió a los inmigrantes hermanos en el Din como compensación de sus propios hermanos de sangre que habían dejado en Meca.

El amor creció por la hermandad, todos con un solo fin y el afecto entre los emigrantes y los Ansar fue fecundo, pues como dice Allah en el Corán: “Y unió sus corazones. Aunque hubieras gastado todo cuanto hay en la tierra no habrías conseguido unir sus corazones, sin embargo Allah los unió”.

Allahuma, purifica nuestros corazones del odio, la envidia y la burla hacia los demás, haz que amemos la fe y embellécela en nuestros corazones y protégenos de la enemistad y el odio. Amin

Wal hamdu lillahi Rabbi l´aalamín.