Los tiempos del Salat

Los tiempos del Salat

Alhamdulillah, que hizo de la oración un vínculo entre Él y su siervo y prometió a quienes la realizaran en el momento Su complacencia y Su Jardín, y un río en el fuego para quienes la dejaran o la hicieran fuera de su tiempo. Dice Allah, Exaltado Sea: «Ciertamente el salat es para los creyentes un precepto en tiempos determinados”.

Creyentes, sabed que la oración es la esencia del Islam, y que la esencia de la oración es la concentración y la sumisión. Dice Allah subhanahu wa taa´la en una descripción de los atributos de los creyentes: “Aquellos que en su salat están presentes y se humillan”.

La concentración va unida a la conciencia de Allah, entonces, ¿cómo puede alegar, aquel que es desobediente y realiza la oración fuera de su tiempo, ser consciente de Allah? ¿Acaso no sabes que Allah te ha amenazado con el wail que es un río en el Infierno diciendo, Alabado sea: “Pero ¡ay de aquellos que rezan! Siendo negligentes con su Oración?”. ¿Cómo puedes lograr concentrarte en el Fayr que rezas después del amanecer? ¿Cómo no se avergüenza quien reza el salat del subh cuando ya ha salido el sol y ve claramente su sombra? ¿A quién miente cuando menciona el nombre de la oración que quiere rezar fuera de su tiempo, a Allah, al tiempo, o a sí mismo?

Musulmanes, el salat es algo por lo que el siervo será juzgado ante su Señor, entonces si lo ha establecido adecuadamente, lo que viene después será más fácil, y si la tiene incompleta, su castigo será Saqar (un lugar en el fuego). Cuando la gente del Paraíso preguntó a la gente del Infierno: “¿Qué os ha traído a Saqar? Dirán: No fuimos de los que rezaban”. La oración a tiempo es mejor que el dunia y lo que contiene.

Se relató de Ibn Masoud, que Allah Esté complacido con él, dijo: “El Mensajero de Allahﷺ dijo: “La mejor de las obras es el salat al comienzo de su tiempo”. (Narrado por Al-Tirmidhi). Por lo tanto, la Shari´ah determinó los tiempos de estas oraciones y estableció los tiempos para tu encuentro con tu Señor. ¿Por qué te preocupas y temes llegar tarde a una cita con una persona (que es la criatura de Allah) y te retrasas a la cita del Creador? ¿Por qué te avergüenzas ante la criatura y no ante tu Creador, desobedeciéndolo?

¡Creyentes! La oración tiene un tiempo para hacerla a tiempo (ada´) y un tiempo para recuperar (qadá´). Tiene un tiempo preferible y un tiempo obligatorio. Quien hace la oración al comienzo de su tiempo ha cumplido con su obligación, y quien la reza fuera de su tiempo sin excusa aceptable ha desobedecido, aunque rece. El Imam Al-Ajdari dijo: “No está permitido retrasar la oración debido a la falta de pureza, por lo que quien haya retrasado su oración ha desobedecido a su Señor”.

Respecto al tiempo preferible es cuando una persona tiene la opción de hacer la oración en cualquiera de sus partes, no se considera desobediente ni negligente. Asimismo, está prohibido retrasar la oración más allá del tiempo obligatorio excepto para aquellos que tienen excusas. Entre ellos está el que duerme antes de que comience la hora del salat. En cuanto a dormir después de que comience la hora de la oración, está prohibido para quien no está seguro de que se despertará antes de que termine el tiempo. Otros ejemplos son el coaccionado, el durmiente y el que ha olvidado. Porque el Profetaﷺ dijo: “Allah ha perdonado a mi nación el error involuntario, el olvido y aquello que hagan por coerción”. Lo mismo se aplica al paciente que perdió su memoria y la recuperó en el tiempo obligatorio, así como quien se hizo musulmán durante el tiempo obligatorio, y la mujer que se le cortó la sangre por la menstruación o la del posparto.

************************

La razón de dedicar este jutba a los tiempos de oración es porque nos llegan numerosas preguntas acerca de ello. El tiempo preferible para el Duhr comienza cuando el sol empieza a declinarse del cénit hasta que la sombra de cualquier cosa sea igual que ella. Es decir, si tu estatura es de metro y medio, tu sombra será de metro y medio al final del tiempo preferible del Duhr, si haces la oración dentro de este tiempo, has cumplido con la obligación. De lo contrario, se considera una oración recuperada y has cometido un error. El tiempo obligatorio para el Duhr empieza al comienzo del tiempo preferible para la oración del Asr, y se extiende el tiempo preferible para el Asr hasta que se vuelva el sol amarillento y pierde su calor, o cuando la sombra de algo se duplica. El tiempo obligatorio para el Duhr y el Asr termina con la puesta del sol. Si a una mujer se le corta la sangre antes de la puesta del sol, entonces debe rezar el Duhr y el Asr, porque el tiempo obligatorio para el Duhr se termina con la puesta del sol. Respecto al Maghrib, su tiempo comienza con la puesta del sol, es decir, cuando el disco del sol ha desaparecido, y su tiempo preferible es muy corto y limitado, y se mide por el hecho de hacer el salat después de cumplir las condiciones para poder hacerla. Aproximadamente de 10 a 15 minutos, por lo que todos aquellos que quieren cumplir con el salat del Maghrib en su tiempo, deben purificarse antes del atardecer. El tiempo preferible del Isha es desde de la ausencia del crepúsculo rojo y se extiende durante el primer tercio de la noche, pero la noche, en la sharí´ah, comienza al atardecer, no a la medianoche. El tiempo obligatorio (daruri) para el Isha y el Maghrib, es hasta el amanecer. Para la mujer que se le corta la sangre de la menstruación o la de posparto y haya hecho su ghusl, tiene tiempo para hacer cuatro rakát antes del Fayr, tiene que hacer su Maghrib e Isha. El tiempo preferible para el Fayr es desde el amanecer hasta el Isfár, es decir, hasta que desaparezcan las estrellas o se distingan los rostros de la gente en la calle. Y el tiempo obligatorio dura hasta la salida del sol.

Estos son los tiempos en los que vuestro Señor os ha mandado postraros y dijo: “Póstrate y busca proximidad” así que no se acerca uno sino cumpliendo. La adoración es obligatoria, debes hacerla como se te ordenó, no como quieres. Así que Allah manda y el siervo obedece y se somete, así que quien quiera encontrarse con su Señor y que Allah esté Satisfecho con él, que cumpla con sus oraciones en su tiempo, estando en su lugar de residencia habitual o de viaje, en buenas condiciones de salud o enfermo. La responsabilidad de la oración cae sobre ti toda tu vida siempre que estés cuerdo, lo único que la interrumpe es la muerte: “Y adora a tu Señor hasta que te llegue la certeza (la muerte, según el comentario más común).

Creyentes, tened takwah de Allah y orad en la noche mientras la gente duerme, entraréis al Paraíso en paz. Que nada os distraiga de presentaros ante Allah. Nada del Dunia merece tu concentración durante el salat.

Todo acto que entretiene del salat es nulo, todo trabajo que te impide hacer tu oración no es sino una distracción. Sabed que lo último que encomendó el Profetaﷺ a su nación fue la oración, dijo: “La oración y lo que poseen vuestras manos”. Y sabed que la oración es una cuerda de Allah, así que aferraos a ella y tendréis éxito.

Pedimos a Allah cumplir con nuestros salat y hacerlo como Le complace, y que nos guíe a aprender todo lo que nos lo haga válido y que perdone nuestros errores y faltas. Amin